Construir confianza real
Beneficios del profesional
 
N.° 1
La confianza se obtiene cuando se sabe que uno puede hacer un trabajo.
Imagine que como administrador de red, se le pide que use la línea de comandos de Linux para permitir a todos los empleados abrir y leer archivos en una unidad de red de la compañía.

¿Cuál es la mejor manera de saber si realmente puede hacer ese trabajo?
Método 1: Preguntas de opción múltiple
Si usa la pregunta de opción múltiple, la pregunta sería así:

Usted es el administrador de red de una compañía que usa el sistema operativo Linux. Se le pide que haga que todos los empleados puedan abrir y leer un archivo en el directorio común de la unidad de red de la compañía. ¿Qué comando debería usar en la línea de comandos de Linux?
  1. chmod 764 /common/*
  2. chmod a+r /common/*
  3. cd 662 /common*
  4. A o B
  5. Ninguna de las mencionadas
Método 2: Pregunta de simulación
Con una pregunta de simulación, podemos pedirle a que realice una tarea con un entorno simulado.
N.° 2
¿Por qué preguntas de simulación?
Comparadas con las preguntas de opción múltiple, las preguntas de simulación son mejores para evaluar lo que las personas pueden hacer en realidad por las siguientes razones:
Beneficios de las preguntas de simulación
  1. Más auténticas y directas
    Las preguntas de opción múltiple solo les piden a las personas que reconozcan una respuesta correcta, pero no evalúan si realmente puede hacer un trabajo. Las preguntas de simulación les piden a las personas que realicen una tarea. En una situación real, las personas siempre pueden ver si hicieron bien un trabajo. Por lo tanto, es posible que no recuerden con exactitud cómo escribir un comando (p. ej., ¿chmod o chmot?), pero siempre tienen una forma de verificar si hicieron bien el trabajo. Eso quiere decir que no es necesario memorizar cosas para llevar a cabo tareas reales. Por lo tanto, las preguntas de simulación son más auténticas porque evalúan de manera directa lo que puede hacer.
  2. Más precisas
    Una respuesta de opción múltiple común le da un 20-25 % de posibilidades de seleccionar la respuesta correcta, incluso si elije una respuesta al azar. Si no conoce la respuesta correcta, puede usar el proceso de eliminación para mejorar las posibilidades de responder bien. Las respuestas de simulación requieren que sepa cómo realizar una tarea. No se puede adivinar y es más difícil hacer trampa. Por eso, las respuestas de simulación ofrecen resultados más precisos para la evaluación.
  3. Más directo y justo
    En el mundo real, existen muchas maneras de completar una tarea. El método que use suele depender de la situación. En general, las preguntas de opción múltiple no suelen ser efectivas a la hora de incorporar más de una respuesta correcta. Respuestas como “A y B", "A y C, pero no B" o "Ninguna de las mencionadas” hacen que la prueba sea más difícil y confusa. Si deseamos evaluar si alguien puede llevar a cabo una tarea, tan solo debemos pedirle que realice la tarea. No hay confusión. Pueden comprender el contexto en el entorno, llevar a cabo la tarea y comprobar sus acciones. Eso hace que las pruebas sean mucho más directas y justas.
N.° 3
El desempeño conduce a una confianza real
Si solo deseamos medir el conocimiento, reconocer respuestas correctas suele ser suficiente en la mayoría de los casos; sin embargo, si deseamos evaluar si alguien puede hacer el trabajo, debemos ir más allá del reconocimiento. Es por eso que nuestros exámenes TestOut Pro se realizan en función de la simulación. Y por eso puede ganar una confianza real, porque le pedimos que haga la tarea, no solo que reconozca la respuesta correcta.
 
Joseph Selph trabaja en IBM
Explore las certificaciones TestOut Pro